martes, 18 de noviembre de 2014

Vernier


Vernier es el título del poemario con el que he ganado el XXX Premio de Poesía Ángel Martínez Baigorri, el cual me he traído desde Lodosa hecho papel y hueso.



Os dejo como muestra, un (pequeño) botón y una (gran) portada.








Y dale           



Qué manía con subir,

con las escaleras,

con las alturas.

Seguro que las nubes

no piensan en eso,

seguro que las nubes piensan.

Qué manía con los pájaros,

cuando muchos comen balas

disparadas al aire.

Pidiendo silencio.

miércoles, 22 de octubre de 2014

Por encima del hombro



Tenía los hombros elevados como montañas. Los brazos, senderos flojos cayendo en pendiente, se balanceaban cuando caminaba deprisa o hacía viento. Tan cerca le quedaban los hombros de las mejillas que mordían; los hombros; por aproximación a la mandíbula. Un día de mayo –el cuarenta, para ser más exactos– se quitó el abrigo, revelando su secreto mejor guardado: llevaba hombreras. Sin ellas, sus hombros eran dos huesos descalcificados, pero no los sentía como tales. Los sentía como dos montañas poderosas que vestía con fundas elevadas. En medio, el cerebro constituía la cumbre más alta, la tercera montaña, un fenómeno natural, la máxima propensión al derrumbe.

De A propósito de los cuerpos

viernes, 10 de octubre de 2014

Destrucción de algunos tópicos sobre el espacio





Donde come uno, comen dos.
Frente a un cartel de aforo lleno
es factible levantar las manos
y simular pájaros en vuelo.
El pez no entiende
de peceras ni de límites.
Las constelaciones son útiles
para orientar a los demás, pero
ellas tampoco saben dónde están.



De Destrucción de algunos tópicos sobre lo incierto